La Costa Blanca

     

La Costa Blanca, situada en el este de España, está integrada por dos sectores espectaculares claramente distintos. En el norte, una cadena montañosa se extiende en paralelo hacia el mar, descendiendo a veces para formar acantilados; en el sur, una inmensa llanura de zonas de arena, palmeras y lagos de agua salada configuran un bonito paisaje para las playas.
 
Si le gusta viajar, puede elegir cualquiera de los rincones de esta costa, desde los más turísticos y cosmopolitas a los que todavía mantienen su aspecto rural junto al mar. En cualquier caso, merece la pena visitar las regiones vecinas, ya que son una buena representación del paisaje mediterráneo.
 
Desde los valles, que están cubiertos con huertos de árboles frutales y en los que se aprecia su pasado árabe, a las palmeras con su inconfundible origen africano, los horizontes de la Costa Blanca ofrecen atracciones muy variadas.
 
También se producen cambios en el clima, las temperaturas en invierno alcanzan una media de aproximadamente 17°C, y en verano alcanzan una media de aproximadamente 35°C. Llueve poco, aunque lógicamente hay más humedad en el sector montañoso del norte, en comparación con las tierras bajas que rodean Elche y Orihuela. Los campos de almendros, los viñedos, los huertos de árboles frutales y las espléndidas palmeras forman una vegetación que complementa la naturaleza oriental del paisaje.
 
La Costa Blanca se llama así, porque en el pasado se podía ver muchos almendros blancos florecer que se extendían por la mayoría de la costa. También tiene un reconocido prestigio por tener el clima más saludable de Europa con mucho sol, temperaturas suaves y poca humedad.
 
La Costa Blanca ofrece uno de los mejores y más variados servicios turísticos en Europa gracias a la calidad de sus servicios, su excelente clima y su riqueza cultural. Las playas y las montañas de la provincia son un deleite para todo aquel que las visita. Las numerosas zonas de la Costa Blanca para el ocio y para el entretenimiento se han mejorado más aún con la apertura de Terra Mítica cerca de Benidorm, uno de los parques de atracciones más modernos y atractivos de Europa.
 
La Costa Blanca es una de las zonas más montañosas de Europa con algunas impresionantes cimas situadas al borde de la costa. El mapa de la geografía de la Costa Blanca muestra el Piug Campana, una montaña con forma de pirámide que tiene vistas a la ciudad de Alfaz del Pi y que alcanza una altura de 1.410 metros. También puede ver en el mapa que la cadena montañosa de la Sierra Bernia conforma una impresionante barrera que separa la Marina Alta de la Marina Baja y Calpe de Altea. El mapa muestra que alcanza la altura de 1.129 metros, y se ha comparado con la cadena montañosa de roca negra de la Isla de Skye, en Escocia.

 

Una buena forma de explorar estas montañas, si está bastante en forma y tiene tiempo, es reuniéndose con un grupo de ingleses que organizan paseos de diferentes niveles en invierno llamados Costa Blanca Mountain Walkers. Aquí disfrutará de un paseo guiado en buena compañía por algunos paisajes montañosos maravillosos. No necesita mapa ya que el grupo de Costa Blanca Mountain Walkers ya conoce el camino. ¿Y si no se siente en forma o no quiere caminar? Entonces una buena opción sería ir a un pueblo de montaña como Tarbena y disfrutar de las vistas mientras se come un plato tradicional de Valencia, de Calpe, de Alicante o las especialidades de Altea.
 
En toda la zona puede ver castillos árabes. Puede consultarlos en el mapa geográfico de la Costa Blanca. El más famoso es la fortaleza de Guadalest de Al Zaraq que pertenecía a Denia Taifate. Desde Calpe, la manera más rápida de llegar allí es coger la entrada de la autopista antes de llegar a Altea y salir justo antes de las cabinas de los peajes y entrar en Altea la Vieja - dirección Callosa d'en Sarria, y luego seguir las señales. Guadalest es un afloramiento rocoso entre la Sierra Aitana y la Sierra Serella desde el que puede ver el lago arbolado.



Las carreteras nacionales de la Costa Blanca empezaron con la N332 que conectaba todas las ciudades costeras. Esta carretera es todavía muy útil y ha sido complementada por la autopista A7 (Autopista del Mediterráneo). Puede ver en el mapa que esta autopista recorrerá la Costa Blanca, a través del tramo de Calpe-Benissa-Altea pasando por la cadena montañosa de Bernia.
 
La autopista A7 es la forma más rápida de desplazarse por la Costa Blanca. La duración de Calpe a Denia es de 20 minutos y de Calpe a Alicante 45 minutos. No aparece en el mapa pero esta autopista también conecta con el aeropuerto de Alicante, esto permite que salga del aeropuerto de Gatwick por la mañana y se relaje en la terraza soleada de su villa por el mediodía.
 
La carretera Calpe-Moraira le lleva a lo alto de la bahía y del acantilado para disfrutar de las fantásticas vistas del Mediterráneo y le permite acceder a las urbanizaciones costeras de Calpe, Benissa y Moraira. Desde Moraira, la carretera gira al interior hacia Teulada, Benitachell y Jávea y los pueblos del interior de Jalón, Alcalí y Llíber.